Saltar al contenido

ALTAVOCES ONLINE ¡Para los fanáticos de la música!

Un Altavoz no puede faltar para disfrutar de la buena música. La música se ha convertido en parte de nuestra vida diaria, esta nos entretiene, relaja y divierte mientras hacemos los quehaceres diarios. En Altavoces.online te mantenemos informado sobre los mejores altavoces del mercado para que puedas comprar el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Los altavoces o amplificadores de sonido son aquellos que se encargan de proyectar a un nivel mucho más elevado tu música, películas y contenido audible de preferencia. Juegan un papel fundamental para el entretenimiento ya que se conectan a PC, televisores y dispositivos inteligentes, de allí la importancia de elegir los mejores.

Tipos de altavoces comunes

Con la incorporación tecnológica han surgido todo tipo de altavoces, cada uno con prestaciones y características diferentes. Vale la pena analizar cuáles son algunos y a continuación te los mencionamos.

Hay dos tipos principales de altavoces, en función de dónde se amplifica la señal. Las características de cada tipo se describen a continuación:

 Altavoces pasivos

Los altavoces que solo presentan la funcionalidad básica de este tipo de aparatos se pueden llamar altavoces “pasivos”. Estos altavoces requieren un amplificador de potencia separado para producir sonido.

Altavoces activos

Los altavoces que contienen un amplificador de potencia interno también se pueden llamar “altavoces activos”. Como estos altavoces contienen un amplificador de potencia incorporado, se pueden conectar directamente a un mezclador, lo que reduce la cantidad de cables necesarios. (Aunque, por supuesto, un cable de alimentación eléctrica debe estar conectado a cada altavoz con alimentación).

Modelos como la serie Yamaha DXR o la serie DBR permiten que los micrófonos se conecten directamente y proporcionan funciones básicas del mezclador integradas en el altavoz.

Consejos

Para construir un sistema PA (sistema de refuerzo de sonido o Public address system) de la manera más simple y sencilla posible, es mejor utilizar altavoces con alimentación, que requieren menos conexiones.

Sin embargo, los parlantes pasivos ofrecen un nivel comparativamente alto de libertad, en situaciones donde los parlantes pueden moverse, cambiarse o agregarse.

Otros tipos de altavoces

Varios tipos de altavoces se utilizan en sistemas de PA, cada uno con un propósito diferente así que es muy importante que los conozcas antes de tomar una decisión:

Altavoces principales

Estos son los altavoces que entregan la mayor parte del sonido a la audiencia o a los oyentes. Debes decidir el tamaño y la cantidad de altavoces de acuerdo con la longitud del lugar, así como también con la potencia de salida del amplificador (en el caso de los altavoces pasivos).

Subwoofers

Estos altavoces están diseñados específicamente para la reproducción de sonido de baja frecuencia y se utilizan junto con los altavoces principales para aumentar el rango de sonido de gama baja.

Altavoces de monitores

Estos altavoces son utilizados por los artistas para controlar el sonido. Los altavoces de monitores se colocan de diversas maneras según su forma, como en el suelo o en un soporte y son exclusivos para uso profesional.

10 Tips para seleccionar el altavoz ideal

Los altavoces determinan la calidad de sonido general de tu sistema de audio, por lo que definitivamente vale la pena dedicar más tiempo a evaluar varios modelos diferentes antes de tomar una decisión.

Pero un buen conjunto de altavoces por sí solos no necesariamente garantizarán resultados favorables. Otros factores importantes para elegir el modelo correcto incluyen los siguientes elementos de gran importancia:

1. Busca una calidad de sonido que te guste

Al igual que con el arte, la comida o el vino, la calidad del sonido es un criterio muy personal. Todos tienen gustos diferentes, así que lo que suena fantástico para uno puede serlo para alguien más.

No hay un “mejor” altavoz, y más de un tipo puede tener el mismo atractivo para los oídos individuales. Cuando compres altavoces, escucha varios modelos con música con la que estás íntimamente familiarizado.

Lleva tus álbumes favoritos (por ejemplo, CD o una unidad flash con pistas digitales) cuando compres y usa lo que oyes para identificar los altavoces que suenan bien.

2. Informate antes de elegir uno ¡Aquí te ayudamos!

Tener algo de experiencia en escuchar música en vivo también es un buen indicador para evaluar a los altavoces. La música debe sonarte natural, tener una calidad de tono equilibrada y ser fácil de disfrutar durante largos períodos de tiempo sin fatiga.

¡No te debes apresurar! Informate primero, en ocasiones, es necesario escuchar un altavoz varias veces, a menudo con diferentes tipos de música, antes de tomar una decisión final.

3. Investiga los diferentes tipos y marcas de altavoces

Este campo va mucho más allá de lo que te mencionamos antes. Hay una variedad de altavoces para elegir entre una gran cantidad de marcas, que puedes llegar sentirte un poco intimidado al principio.

Estrechar el campo primero sin duda ayuda a avanzar el proceso. Los ejemplos de tipos de altavoces incluyen (entre otros) suelo, estanteria, satélite, subwoofer, barra de sonido y portátil.

4. Evalúa con qué finalidad lo quieres

Algunos, como los altavoces de pared, se pueden colocar y enchufar de inmediato, mientras que los que están en la pared o en el techo pueden requerir una instalación y accesorios especiales.

Los parlantes pueden ser cableados, inalámbricos o ambos, ya sea como un simple par estéreo o multicanal para sonido envolvente. De nuevo, la elección debe basarse en las preferencias y necesidades personales.

5. Adquiere la mejor opción

Los altavoces de pie y de estantería generalmente tienen el mejor sonido general porque los controladores y los gabinetes se combinan para el rendimiento. Sin embargo, dichos modelos ocupan espacio en el piso, lo que puede ser una consideración importante para el diseño de las habitaciones.

Los altavoces satélites suelen ser altavoces muy pequeños que se combinan mejor con un subwoofer, lo que da como resultado un sistema de audio mucho más compacto.

Una barra de sonido es otra opción conveniente para aquellos que desean mejorar el audio (generalmente para televisores) sin mucho alboroto o espacio utilizado. Los altavoces de pared generalmente tienen rejillas que se pueden pintar para que coincidan con las paredes para ese efecto de altavoz invisible, perfecto si te gusta ahorra espacio o disimular la presencia de estos.

Los parlantes portátiles son divertidos y fáciles, a menudo con conectividad inalámbrica y baterías recargables, pero a menudo carecen de sonido robusto en comparación con los tipos más tradicionales, así que debes evaluar esto antes de elegir uno.

6. Analiza el espacio en el que lo colocarás

No todos los tipos de altavoces sonarán bien en el área elegida. Los altavoces  más pequeños pueden trabajar para una habitación normal, pero pueden parecer muy poco adecuados en cuanto a sonido  cuando se los coloca en una habitación familiar.

Alternativamente, los altavoces más grandes pueden causar molestias en espacios pequeños. En general, los altavoces más grandes son más capaces de ofrecer niveles de decibelios más altos, pero es bueno verificar la salida de Watt para estar seguro.

7. Observa las dimensiones del lugar

Las dimensiones, el contenido y los materiales de la sala también afectan el audio. El sonido puede reflejarse en paredes expuestas, muebles grandes y pisos desnudos, mientras que las alfombras y cojines pueden terminar absorbiendo el sonido.

Es bueno tener un equilibrio de ambos. Los techos abovedados pueden crear una atmósfera más abierta, mientras que los espacios más estrechos pueden conducir a un rendimiento más íntimo, así que debes tomar en cuenta todo ello antes de hacer una elección.

8. Haz la combinación perfecta

Para obtener los mejores resultados, los altavoces deben combinarse con un amplificador o receptor que proporcione la cantidad correcta de potencia, así obtendrás todo lo que necesitas.

Es importante que recuerdes que los fabricantes generalmente especifican un rango de potencia de amplificador necesario para alimentar adecuadamente cada unidad. Por ejemplo, un altavoz puede requerir un rango de 30 – 100 W de potencia de salida para funcionar bien, por lo que esta especificación sirve como una guía general.

9. Informarte correctamente

Debes leer sobre la potencia del amplificador si no estás seguro. Si vas con una configuración multicanal o de sonido envolvente, te recomendamos seguir con la misma marca de altavoces por motivos de rendimiento. Si se trata de una situación de mezcla y coincidencia, puedes simplemente necesitar pasar un poco más de tiempo afinando para concretar el sonido que necesitas.

10. Optimiza el sistema

Una vez que tengas los parlantes en casa, deberás tomarte el tiempo para conectarlos, instalarlos y colocarlos correctamente para obtener el mejor rendimiento posible. Un poco de paciencia ahora vale la pena al largo plazo.

Algunos altavoces suenan mejor cuando están cerca o contra una pared, mientras que otros funcionan mejor cuando se les da más espacio para respirar. Mientras que los de rango medio tienden a sonar mejor cuando se colocan al nivel del oído.

Así que al tomar en cuenta estos importantes tips podrás disfrutar al máximo de tu entretenimiento preferido.